Acciones del Banco Popular ¿Quién puede reclamar?

Reclamar compra de acciones

El día 7 de junio de 2017 por acuerdo de la JUR (Junta Única de Resolución) todas las acciones del Banco Popular resultaron amortizadas y los inversores que tenían tanto acciones como bonos y así mismo obligaciones subordinadas perdieron la totalidad de su inversión.

Simultáneamente el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), organismo nacional encargado de materializar la decisión de la JUR, con la conformidad del Banco de España, vendió el Banco Popular al Banco Santander. El precio de la compraventa: ¡1 EURO!

Con anterioridad a la amortización de las acciones el Banco Popular había llevado a cabo, en junio de 2016 una ampliación de capital de aproximadamente mil millones de euros, a la que acudieron multitud de inversores. Para llevar a cabo la ampliación de capital emitió el correspondiente folleto informativo en el que se explicaba la fortaleza del Banco Popular y entre otras cosas se calificaba como el más rentable de los bancos españoles.

Con posterioridad a la ampliación de capital, en marzo de 2017, el Banco Popular comunicó a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) matizaciones en sus cuentas que afectarían a la ampliación de capital ya realizada, pero manifestando que esas correcciones no afectaban significativamente a sus estados financieros.

Posteriormente se realizó comunicación de otro hecho relevante a la CNMV en el que se negó el riesgo de quiebra del Banco. Sin embargo a los pocos días se produjo la resolución de la JUR y la amortización de las acciones con pérdida total de la inversión para accionistas, bonistas y obligacionistas.

Lo anteriormente expuesto prueba que el Banco Popular mintió claramente en el folleto de emisión previo a la ampliación de capital del año 2016, en el que presumía de una solvencia que se ha demostrado que no tenía.
Es decir que los inversores fueron engañados y por ello la suscripción de las acciones es nula.

La pregunta que nos hemos hecho es si la crisis del Banco Popular y la falsedad de sus balances contables se pudo producir en un espacio tan breve de tiempo, y la respuesta es claramente negativa. Es decir, el Banco Popular dejó de ser solvente mucho antes del año 2016 y también desde mucho antes las cuentas del Banco Popular no recogían su imagen fiel.

Para ello contamos con un informe pericial elaborado por un equipo de peritos economistas que han conseguido acreditar, en base a datos y documentos objetivos, que ello efectivamente es así. En concreto que al menos desde el año 2008 la contabilidad del Banco Popular no recogía su imagen fiel, y en consecuencia que los adquirentes de acciones desde esa fecha compraron en base a una información incorrecta, y por ello pueden recobrar su inversión.

En consecuencia entendemos que todos aquellos adquirentes de acciones, bonos u obligaciones del Banco Popular, cuya adquisición se produjo a partir del año 2008 pueden reclamar la pérdida de su inversión. Y estamos estudiando la posibilidad de que accionistas históricos, anteriores a esa fecha, puedan al menor reclamar una parte de la misma.

Este tipo de demandas judiciales las llevamos en el seno de la Asociación de Consumidores ACOREO, la cual cuenta con un amplio grupo e abogados y economistas colaboradores que llevan meses estudiando este tipo de demandas y que hasta la fecha están teniendo mayoritariamente resultado favorable en toda la geografía nacional.

En concreto en Zamora tenemos en estos momentos cuatro sentencias favorables de Juzgados de 1ª Instancia, y hasta el momento en todas ellas nos los Magistrados han dado la razón a los accionistas.

Para más información no dude en ponerse en contacto con nosotros.